Sugerencias
El dulce veneno del jazz

 
  Sugerencias Ya lo dice Nanette Hayes de sí misma al comenzar su primer capítulo de esta novela negra, que para mí es algo mucho más aunque encierre un trasfondo de tal. Ella no es… “una pordiosera. ...  
 

Toco música en las calles de Nueva York pero no duermo en ellas.” Para mí es precisamente lo bien que sabe contarnos las calles de la ciudad americana y el mundo maravilloso del jazz lo que más me ha cautivado de la novela. De todo el entramaje criminal de la novela, de su intriga, me quedo como ella misma dice: "Ese brillo apagado y untuoso que adquieren los lugares donde ha sucedido algo horrible.". Nanette posee, en efecto, encanto y aplomo hasta cuando sus palabras cesan durante un largo rato y sólo prevalece la fuerza de los hechos. En definitiva, yo no sé –porque no entiendo de eso- si es muy negra esta novela, pero tiene como ella siente que tiene a veces, “un puntito estupendo.”
.