Ópera Prima. Lo que perdimos.  
  Opera Prima Con los antecedentes de haber sido rechazada por varias editoriales una veintena de veces y al final obtener su publicación y obtener luego el prestigioso premio Costa Book Awards, en su novela sus personajes intentan recuperar su pasado sino superar su presente.  
 

Su personaje principal es Kate Meany, una niña huérfana que vive con su abuela y su sueño es ser detective privado, de ahí el tono algo policiaco de la obra. Hay otra protagonista, otra historia que es Lisa, una chica que trabaja en la tienda de discos de de un centro comercial cuya vida se cruza con la de Kurt, vigilante nocturno, también huyendo de su pasado; y el padre de Kurtregenta un pequeño kiosco de golosinas.

Cada personaje está perfectamente trazado, hace que ese centro comercial sea como una ciudad en cuyo interior puede haber toda clase de vidas. Kate visita cada día con su imaginación y su espíritu aventurero el centro comercial de Green Oaks.
Hay mucha soledad en esta novela, más allá, pesa mucho el devenir en el centro comercial sobre todos los personajes, especialmente en el vigilante nocturno y todos reflejan la necesidad de ocultar cosas, ¿quién no la siente? O de confundirnos en cada conversación.

Para tratarse de una primera novela Catherine O’Flynn domina la técnica de “sembrar y recoger”, de mostrar para que saques conclusiones, construidas desde personajes en donde existe una intriga.

Una buena ópera prima que ha triunfado ya y está a punto de ser llevada al cine.